Destacado

Primera entrada del blog

Este es el extracto de la entrada.

Anuncios

Esta es tu primera entrada. Haz clic en el enlace Editar para modificarla o eliminarla, o bien crea una entrada nueva. Si quieres, usa esta entrada para explicar a los lectores por qué has empezado este blog y qué tienes previsto hacer con él.

entrada

Aracné

La historia de Aracné es un claro ejemplo del peligro que supone retar a los dioses. Aracné era una joven campesina que destacaba por sus bellos tapices y que afirmaba ser mejor que Minerva, la tejedora de los dioses. Minerva retó a Aracné en la elaboración de un tapiz; las dos se pusieron manos a la obra resultando dos bellos tapices sin diferencias apreciables. Minerva rasgó, encolerizada, la tela de Aracné y golpeó a la joven. Aracné se ahorcó y la diosa, arrepentida, la transformó en araña para que conservara su destreza en tejer. En esta bella imagen, destinada a la decoración de la Sala del Colegio del Palacio Ducal de Venecia, Veronés muestra a la joven como una noble veneciana, cubierta con pesados y suntuosos ropajes, sujetando entre sus manos una tela de araña que simboliza la Dialéctica o el arte de embelesar al público con palabras. Lo mismo que la araña teje su tela para cazar a sus presas, así el político debe estar dotado de dialéctica con la que conseguir beneficios para su Estado. La figura se sitúa ante una estructura arquitectónica de inspiración clásica, en una postura totalmente escorzada, captada con una perspectiva “sotto in su” ya que debía ser contemplada desde abajo. El empleo de una potente iluminación que crea contrastes resalta la volumetría de la figura, como era habitual en la Escuela veneciana.

Dolor oculto

Maria

No lo había olvidado. Ella siempre había estado allí cuando lo necesitaba. Al ser ocho años mayor, parecía un héroe: grande, poderoso, siempre listo para salvarlo. La había ayudado a hacer su tarea en la escuela, le había enseñado a ir sobre ruedas, la había escuchado cuando tenía problemas con los niños y necesitaba hablar con alguien. Y ahora estaba de vuelta con ella, lista para escucharla y ayudarla, y no podía decírselo. Era algo así como un terrible secreto que sentía en las profundidades de su alma que no podía revelar. Él lo miró. Se sentía terriblemente infeliz.
Gracias Cubrir con una manta. Ahora me siento mejor “, dijo ella, haciendo un leve luto.
El hermano se levantó y la miró preocupado.
– Buenas noches Nina. Dormir tranquilo Él lo siguió lejos. Se sentía culpable y deshonesta. ¿Por qué no podía él decirle? ¿Por qué fue tan difícil? Enterró…

Ver la entrada original 780 palabras más

Ellas la prefieren gorda

gordas from anabel amiens on Vimeo.

Este estos años donde todos necesitan traer lo mejor de sí mismos, estamos abogando activamente por que nuestra especie exista en este hermoso planeta. ¿Podemos ser justos? ¿Podemos practicar la libertad juntos? ¿Podemos redescubrir una relación correcta entre nosotros, incluso entre los humanos y la tierra? ¿Podemos recordar lo que es estar vivos el uno con el otro, más allá del sufrimiento y la supervivencia?

Yo creo que sí, contra toda evidencia que indique lo contrario. Creo que sí porque he tenido tantas experiencias de vulnerabilidad, momentos en los que vi que todos luchamos con la pertenencia, con encontrar un hogar, con ser honestos, con adaptarnos, con satisfacer nuestras necesidades y con cultivar la seguridad. Con ser nosotros mismos sin disculpas, no de una manera defensiva, no de manera performativa, solo… nosotros.

Mi difunta camarada Charity Hicks dijo que esto era “desnudarse”. Ella dijo que cuando entramos a las reuniones y espacios de movimiento entre nosotros, necesitamos dejar de fingir, manipular y vender, y desnudarnos. Cuando ella lo decía, algunos de nosotros nos sonrojábamos y otros decían “¡Ase!” Otros todavía encontrarían una manera de escapar del espacio por completo.

Hay tantas razones por las cuales las personas tienen miedo de desnudarse. El capitalismo nos dice una y otra vez que nuestro verdadero yo no es lo suficientemente bueno. Nos dicen que solo los ricos merecen estar bien y recibir atención. Que nuestros cuerpos no son hermosos porque estamos discapacitados, gordos, blancos o no agradables a un hombre, etc. etc. etc.

Quiero decir que las mismas prácticas que utilizamos para desnudarnos en el ámbito del sexo y la intimidad -la develación de la piel- pueden enseñarnos a llevar a nuestro yo sin arrepentimiento a cualquier espacio donde necesitemos desnudarnos.

Conoce tu propia desnudez

En mis primeros años de engancharme, nunca me vi desnuda. Me ponía mi atuendo y una vez que las cosas eran absorbidas y formadas en una rígida versión de maniquí de mi cuerpo, me miraba en el espejo y lo aprobaba. Más tarde, si la noche iba bien, a medida que la ropa se iba apagando me alejaba o me alejaba de la luz brillante y esperaba que la otra persona no notara la diferencia entre la presentación y la realidad.

Gordas

Estoy agradecida por las experiencias formativas en las que pude practicar estar desnuda con otras personas en una relación, en aguas termales y baños. Estoy agradecida por los niños que aman mis suaves abrazos envolventes. Y para los amantes que dijeron: “Eres hermosa”.

Pero el trabajo más significativo fue un año de práctica personal: mirarme en los espejos mi cuerpo desnudo y encontrar algo que me gustaba. Es tierno recordar que al principio solo pude decir “mi dedo meñique izquierdo”, pero fue un comienzo: “Meñique izquierdo, eres liso y sin vida. Te ves delicado y tu uña es hermosa”.

Mi estándar era que no podía repetir una parte del cuerpo. Eventualmente llegué a las estrías, cicatrices y hoyuelos de la celulitis. Eventualmente llegué a un lugar donde me veía completa, en movimiento, descompartimentalizada. Eventualmente me di cuenta de que era un cuerpo sagrado y hermoso.

He pasado por un proceso similar para mis emociones, mi espíritu y mi yo trabajador del movimiento.

Conocer esta desnudez me permite tener algo más que coraje cuando a la hora de mostrarme a los demás; me permite tener dignidad. Sigo con la práctica, y en estos días, a veces me resulta difícil mantenerme con la ropa puesta.

Sé bueno con tu cuerpo

Hidrátate. Cómete tus verduras. Haz estiramientos. Di cosas bonitas en el espejo como “maldita sea Dios, te ves deliciosa hoy”.

mujeres gordas

Asegúrate de que quieres estar desnuda

Si se encuentra en una situación en la que se siente bien, escuche ese sentimiento sin juzgar; ser curioso. ¿Cuál es la información dentro de ese sentimiento que puede ayudar a comprenderse a usted mismo y a la situación? Hay mucha diversión y sexo sexy en varios estados de vestimenta parcial, y apoyo todo eso. O puede haber una cuestión de seguridad o comodidad que necesite atención, que aún no se ha articulado ni acordado.

Y mientras que no hay nada que compare a la experiencia de la piel al desnudo, tiene que estar en el lugar correcto con la persona o la gente correcta. La desnudez es la vulnerabilidad. La vulnerabilidad es algo que ofrecemos donde se gana; como se sostiene bien, podemos ofrecer más. Así que pregúntate, ¿se ha ganado este momento mi desnudez?

Si te encuentras desnuda con alguien que no te mira con el amor, cuidado y adoración con el que te ves a ti misma, reclama tu piel , siempre hay más amantes en el mar o en la aplicación. Alguien quiere tu cuerpo completo. Espera eso.

Obtener consentimiento

Si bien es sorprendente que esto deba decirse, no te desnudes delante de otros sin su consentimiento. No aparezcas y te quites el impermeable o te expongas al césped de alguien como un gesto romántico. No sabes cómo tu desnudez impactará a otros. El permiso y los límites, esos poderosos actos de decir tal vez o no, permiten la libertad real dentro de una conexión.

https://img.culturacolectiva.com/content/2017/01/carta-a-mujeres-gordas.png

SE BURLA DE CRISTO

En medio de todo el escándalo homosexualista y de abusos que sacude a la Iglesia, Francisco no ha suspendido el sínodo de los jóvenes, que van a acudir a este encuentro en la vorágine de la confusión doctrinal y moral, sin que haya un padre como Dios manda que les ahorre este bochorno. Imaginamos que no quieren perder la oportunidad de adoctrinar a nuestros jóvenes en el gender, la tiranía de género y el lgtbi.

Pero es que, lejos de todo ello, y en un alarde de chulería, caradura y provocación; los elegidos, entre otros para el Sínodo de los Jóvenes por Bergoglio son tipos como Tobin, Cupich, Marx, Spadaro, o Paglia. Sí, sí. Lo que oyen. No estamos bromeando.

Usted, Bergoglio, no sólo está cargándose la Iglesia católica, sino que encima se burla sin sonrojo de Cristo y de todos los católicos.

¿Cómo pueden ir estos tipos en el listado de Padres sinodales para la próxima asamblea general del sínodo sobre los jóvenes y el discernimiento vocacional, con la que está cayendo, con razón, sobre ellos?

A pesar del escándalo del que han sido protagonistas durante las últimas semanas, el papa ha designado a Tobin, Cupich, Marx, Spadaro, y Paglia, entre otros nombres de relumbrón, para dirigir a los jóvenes. ¡Cupich! ¡Dios mío! ¡Spadaro, el de los Encuentros de cristianos LGTBI!

Después, y entre otros, a sus amigos Mariano Fazio (y no al prelado del Opus Dei) y compañía.

Y como representantes españoles, a ESCRIBANO SUBÍAS, BLÁZQUEZ PÉREZ, y OMELLA. Un nivelazo.

Todos ellos padres sinodales de libre designación pontificia durante el sínodo que se celebrará en Roma el próximo mes de octubre.

Cada escándalo supera al anterior.

EL RENACER DEL FASCISMO EN EL ESTADO ESPAÑOL

“Ningún gobierno lucha en contra del fascismo para destruirlo. Normalmente lo intentan mantener más o menos controlado cuando le conviene, pero cuando la burguesía ve que el poder se le escapa de las manos, alza la bandera del fascismo para mantener sus privilegios y aplastar cualquier disidencia. “ El contexto europeo del fascismo El fantasma […]

a través de EL RENACER DEL FASCISMO EN EL ESTADO ESPAÑOL —

Alfonsina Storni

Superduque

Alfonsina Storni
{Sala Capriasca, 1892 – Mar del Plata, 1938}

Alfonsina Storni Martignoni nació el 22 de mayo de 1892 en Sala Capriasca, Suiza. Hija de Alfonso Storni y Paulina Martignoni, es la tercera descendiente de la familia, sus hermanos Romeo y María nacieron en 1887 y 1888 respectivamente.

A los cuatro años la familia regresa a San Juan, Argentina, donde residían. A los siete nace su hermano Hildo.

Desde su llegada a San Juan la familia está en una situación miserable. Se trasladan a Rosario en 1901 y prueban suerte con un Café Suizo en el que Alfonsina limpia y sirve.

Con 12 años Alfonsina escribe su primer poema, triste y centrado en la muerte, y lo deja bajo la almohada de su madre para que esta lo lea. A la mañana siguiente, mediante varios coscorrones, su madre le explica que la vida es dulce.

Su padre, depresivo y…

Ver la entrada original 688 palabras más